El orden político en las sociedades en cambio

HUNTINGTON

“El orden político en las sociedades en cambio”

El autor indica que los cambios políticos y sociales deben acompañarse de cambios institucionales para no alterar el orden. ORDEN = ESTABILIDAD. En este sentido, las instituciones deben ser autónomas, adaptarse al cambio, moderar el conflicto y articular las demandas. Así, la diferencia política más importante entre los países se refiere, no a su forma de gobierno, sino al grado de gobierno con que cuentan.

ALTOS NIVELES DE MOVILIZACIÓN SOCIAL + BAJA INSTITUCIONALIZACIÓN = INESTABILIDAD, VIOLENCIA Y DESORDEN.

Distingue sociedad tradicionales y sociedades modernas, entre ambas existen sociedades en transición.

En las sociedades tradicionales hay una muy baja participación política, limitada a las oligarquías. En cambio, en las sociedades en transición existe una mediana participación política (con inclusión de los sectores medios). La alta participación política se alcanza en las sociedades modernas con la inclusión de sectores obreros y bajos.

Define como sociedades en transición a aquellos países en vías de modernización donde el rápido cambio social y la veloz movilización de nuevos grupos están acompañados de una lenta adaptabilidad por parte de los sistemas políticos. En estas sociedades, las fuerzas sociales son poderosas y las  instituciones políticas débiles.

El nivel de comunidad política que alcanza una sociedad refleja la relación entre sus instituciones políticas y las fuerzas sociales× que la integran ? COMUNIDAD POLÍTICA = RELACIÓN ENTRE INSTITUCIONES POLÍTICAS Y FUERZAS SOCIALES.

¿Qué son las instituciones? Son pautas de conducta reiteradas, estables y apreciadas. Tienen como función: regular el conflicto social (= el comportamiento de las fuerzas sociales), mantener un orden político y elegir líderes políticos.

¿Qué es la institucionalización? Es el proceso por el cual adquieren valor y estabilidad las organizaciones y procedimientos. Medido por su adaptabilidad, coherencia, complejidad y autonomía.

Puede afirmarse, por lo tanto, que el nivel de comunidad política en las sociedades en transición es bajo, puesto que las instituciones no pueden independizarse de las fuerzas sociales y dar respuesta a las demandas. Hay un desfasaje entre los deseos, aspiraciones y la capacidad de realizarlos ? frustración social.

A partir de esta configuración, en determinado momento, se produce un enfrentamiento entre los sectores oligárquicos y rurales tradicionales y los nuevos sectores urbanos movilizados (que pugnan por un orden político nuevo que los incluya). Éstos últimos terminan por imponerse, logrando la entrada de los sectores medios [y en las sociedades modernas, también de los sectores bajos y obreros] al ámbito político.

El conflicto es producto del proceso de modernización, entendido como un procedimiento multifacético que implica una serie de cambios en todas las zonas del pensamiento y la actividad humana. Los aspectos de la modernización que más afectan a la política se agrupan en dos categorías:

- Movilización social: es el proceso por el cual son destruidos o desgastados grandes grupos de los antiguos compromisos sociales, económicos y psicológicos, y la gente queda disponible para adoptar nuevas pautas de socialización y de conducta.

- Desarrollo económico: se refiere al crecimiento de la actividad y producción económica de una sociedad.

¿Qué es, entonces, la modernización política? Es el movimiento de traspaso de un Estado tradicional a un Estado moderno. El Estado moderno se distingue fundamentalmente del tradicional por la amplitud con la que grupos sociales de la toda comunidad  participan en política y el desarrollo de instituciones políticas nuevas para organizar dicha participación. 

Por lo tanto: los Estados en transición o en vías de modernización son aquellos que no son tradicionales y tampoco modernos. Se puede encontrar en ellos elementos modernos y tradicionales que producen inestabilidad: representan dos formas de organización que entran en pugna.

MODERNIDAD = PAÍSES DESARROLLADOS = ESTABILIDAD.

MODERNIZACIÓN = PAÍSES EN TRANSICIÓN = INESTABILIDAD.

La modernización implica urbanización, alfabetización, mayor impacto de los medios de comunicación de masas; genera un profundo cambio en los valores; la adopción de nuevas pautas y códigos culturales. Además de un mayor desarrollo de la estructura económica y productiva.

El no emparejamiento de ambos crecimientos (social y económico) es lo que genera [como decía más arriba] frustración social. Las consecuencias: mayor violencia, aumento de demandas, incapacidad de acción gubernamental.

En la mayoría de los países en vías de modernización la falta de oportunidades de movilización social y el bajo nivel de institucionalización política  producen una correlación entre frustración social e inestabilidad política.

En este punto, la recreación de la estabilidad requiere una alianza entre algunos grupos urbanos y las masas de población rural: la estabilidad reside en la medida en que las masas rurales son movilizadas hacia la política del sistema existente y no contra él.

Estos nuevos sectores, en su accionar: pueden proceder con altos niveles de violencia pero sin lograr la incorporación de todos los grupos sociales o viceversa, definen los ejes de PRETORIANISMO Y CIVISMO.

Los sistemas políticos pueden distinguirse por sus niveles de institucionalización política y de participación política.

Sistemas Cívicos: son sistemas políticos que gozan de un alto grado de institucionalización con respecto a la participación de las fuerzas sociales. Son sistemas de autoridades institucionales estables, identificables y apropiadas para su nivel de participación política.

Sistemas Pretorianos: Son sistemas políticos con alta participación de las fuerzas sociales  y bajos niveles de institucionalización. En ellos, los gobiernos oscilan entre el despotismo y el gobierno del populacho.

La principal diferencia entre ambos se da en las formas organizativas que permiten estructurar la participación de las masas.

Así es posible construir la siguiente tipología:

 

Participación Política                        Relación de Institucionalización y Participación

                                                          ALTA: CÍVICA                 BAJA: PRETORIANA

Baja: Tradicional                            Orgánica (Etiopía)              Oligárquica (Paraguay)

Media: Transicional                        Progresista (Chile)              Radical (Egipto)

Alta: Moderna                                 De participación (URSS)    De masas (Argentina)

Características del Pretorianismo

– Alta violencia ? cada fuerza social utiliza los métodos que le son propios

– Dependencia entre instituciones políticas y fuerzas sociales

– Mayor capacidad de integración de demandas, más que de agregación.

El pretorianismo, en un sentido limitado, se refiere a la intervención de los militares en política. Las causas de su intervención residen en la estructura de la sociedad: cada grupo utiliza medios que reflejan su naturaleza y capacidades peculiares = formas de acción directa. Las fuerzas sociales interactúan en forma directa entre sí y hacen pocos o ningún esfuerzo para relacionar sus intereses personales con el bien público.

La falta de instituciones políticas efectivas significa que el poder se encuentra fragmentado se presenta en muchas formas y en pequeñas cantidades.

Contrariamente a lo que sucede en sociedades institucionalizadas (donde la participación de nuevos grupos en el sistema político reduce la tensión, pues se asimilan al orden político), en las sociedades pretorianas la participación de nuevos grupos exacerba las tensiones en lugar de reducirlas; multiplica los recursos y los métodos en la acción política, con lo cual contribuye a la desintegración del sistema.

En sociedades pretorianas (radicales) la intervención militar es, habitualmente, una respuesta a la intensificación del conflicto social por varios grupos y partidos, unida a la declinación de la efectividad y legitimidad de las instituciones políticas existentes. Las fuerzas armadas desempeñan un  papel de “guardián”: no se consideran modernizadoras de la sociedad ni creadoras de un nuevo orden político sino purificadoras del orden existente.

El aspecto social distintivo del pretorianismo radical es divorcio de la ciudad respecto del campo. Por lo tanto, para que una sociedad eluda el pretorianismo hace falta la fusión de intereses urbanos y rurales, y la creación de nuevas instituciones políticas. La estabilidad política exige una coalición entre fuerzas sociales. 

 



× Fuerza social es un grupo étnico, religioso, territorial, económico o de status.